Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres días de luto en China por las víctimas del terremoto

A las 14.28 hora local, una semana exacta después del seísmo, se guarda en todo el país tres minutos de silencio y los transportes públicos, como trenes o autobuses deberán utilizar las sirenas para anunciar la solidaridad con las víctimas.
El relevo de la antorcha se reanudará el 22 de mayo en la ciudad de Nigbo, provincia de Zhejiang, en el Este de China.
Más de 39.000 muertos
Las últimas cifras de fallecidos por el terremoto que sacudió una zona de 100.000 kilómetros cuadrados y confirmada por el Consejo de Estado es de más de 39.000 en las seis provincias afectadas, aunque se prevén 50.000, con más de 220.000 heridos.
Solamente en la provincia de Sichuan, en cuyo distrito montañoso de Wenchuan se registró el epicentro,  han muerto por el seísmo 33.570 personas y resultaron heridas 233.810.
Las demás lo fueron en las provincias vecinas que también sufrieron el fuerte impacto del seísmo, que se sintió en la mitad del país.
Todavía ayer, domingo, se registró una fuerte réplica de 6 grados en la escala de Ritcher en la localidad de Jiangyou, al norte de Sichuan, que originó desprendimientos de tierra en las montañas y grietas en las carreteras.
No hay epidemias
Según el ministerio de Salud, no se han registrado brotes epidémicos y los esfuerzos se concentran en evitarlos mediante una desinfección masiva.
El número de rescatados se eleva a 36,563 y a 4,5 el de desplazados, realojados temporalmente en tiendas.
Países, entre ellos España, el Reino Unido, Chile o México, entre otros, han ofrecido expertos, que China no aceptó, aunque sí dinero y equipamientos y medicinas.
El gobierno ha enviado a casi 200.000 miembros de las Fuerzas Armadas chinas para llevar a cabo las tareas de rescate, desescombro y ayuda a los afectados muestra.   LA