Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una docena de diputados rompen con el 'kirchnerismo' y forman su propio grupo parlamentario

Al menos doce diputados del Frente para la Victoria (FpV) han anunciado este miércoles que han decidido abandonar el partido político de la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner para formar su propio grupo parlamentario.
La prensa argentina ha informado de que entre 12 y 15 diputados del FpV han abandonado el bloque 'kirchnerista' y, junto a varios 'díscolos' del Partido Justicialista (PJ), han sumado los 18 escaños necesarios para formar un grupo parlamentario, bautizado como Justicialista.
Uno de los rebeldes del FpV, Javier David, ha esgrimido que "el 10 de diciembre", cuando el conservador Mauricio Macri --el principal rival de Fernández de Kirchner-- tomo posesión del cargo de presidente, "se terminó una etapa y es necesario trabajar para delante".
"El objetivo es iniciar una etapa nueva para reforzar la identidad del peronismo, tratar de trabajar en una agenda de intereses de los argentinos, en consonancia con la discusión planteada por los gobernadores peronistas", ha dicho Pablo Kosiner, otro de los desertores.
Con esta espantada el FpV perderá su condición de primera minoría en la Cámara de Diputados, ya que se queda con unos 80 legisladores y Cambiemos --la alianza que catapultó a Macri a la Casa Rosada-- cuenta con unos 90.
El líder del FpV en la sede legislativa, Héctor Recalde, ha restado importancia a lo ocurrido. "Esto no es una fractura, no tiene la dimensión de una fractura. Y somos la primera minoría, porque Cambiemos no es un bloque", ha dicho.
Sin embargo, Julio de Vido, un importante diputado del FpV, ha calificado de "grave error" la marcha de sus colegas y ha acusado directamente al Gobierno. "No tengo dudas de que es un actor fundamental en la creación de este nuevo bloque", ha afirmado.
"Si estos ex compañeros le dan la posibilidad a Macri de tener quórum, es una mala noticia para el pueblo argentino", ha valorado Juliana Di Tullio, que hasta el cambio de Gobierno era la jefa del 'kirchnerismo' en la Cámara de Diputados.
Este es el primer movimiento de ruptura en el 'kirchnerismo' desde que el aspirante del FpV, Daniel Scioli, perdió las elecciones presidenciales contra Macri, poniendo fin de esta manera a más de una década de gobiernos 'K'.