Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El director de la FAO cree que la salida a la crisis es aumentar la producción de alimentos

Se necesitan más de mil millones de euros. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
En una entrevista al "Financial Times" (FT), Diouf ha declarado que "La única salida de la crisis es aumentar la producción de los alimentos, en particular en los países pobres".
Diouf cree que esa ayuda debe aumentar hasta los 30.000 millones de dólares al año.
En su opinión, por primera vez en 25 años los precios récord de los alimentos aportan los incentivos económicos y políticos para estimular las inversiones en el sector agrícola.
Las inversiones, añadió, no sólo son cruciales para resolver la actual crisis, sino para duplicar la producción alimenticia global hacia el 2050 a fin de cumplir el esperado incremento en la población mundial, de 6.000 millones a 9.000 millones.
Escalada de precios
La cumbre de la FAO es la primera respuesta global al alza del 71 por ciento en los precios de los alimentos en los últimos dos años, lo que está causando malestar social en todo el mundo en desarrollo.
Actualmente unos 850 millones de personas en todo el mundo sufren hambre y de esa cifra 820 millones viven en países en desarrollo. Hacen falta al menos 1.700 millones de dólares (cerca de 1.100 millones de euros) para hacer frente a la crisis alimentaria con medidas agrícolas.
Esta situación se produce en medio del crecimiento de la producción de biocarburantes, a los que muchos gobernantes acusan de ser en parte los causantes del aumento de los precios.
 No habrá compromisos
El relator de la ONU para el derecho a la Alimentación, Olivier De Schutter, ha vaticinado que en la cumbre de Roma "por desgracia" no habrá compromisos precisos en términos cuantitativos o de calendario de acciones. Ha advertido de que, si no se invierte "masivamente" en el sector agrícola, "el planeta ya no será capaz de alimentar a sus habitantes".
Preguntado sobre si coincide con su predecesor en que el desarrollo de las biocarburantes es "un crimen contra la humanidad", De Schutter ha indicado que comparte su "indignación", si bien cree que se debe diferenciar entre los distintos tipos de agrocarburantes.  LA