Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El director de prisiones desmiente la fuga de 15 talibán de la prisión fortificada de Pul-i-Charji

El director de prisiones de Afganistán, Amir Mohamad Jamshidi, ha desmentido este miércoles que quince presos condenados a muerte o a cadena perpetua --la mayoría de ellos miembro de los talibán--, se fugaran en la noche del lunes de la prisión fortificada de Pul-i-Charji, la cárcel más grande del país, ubicada en Kabul, y ha asegurado que el intento de fuga fue descubierto y abortado.
"Para permitir a los prisioneros celebrar el Eid al Fitr --festividad que conmemora el fin del mes sagrado del Ramadán-- y que pudieran intercambiar saludos, abrimos las puertas de las celdas para ellos", ha subrayado Jamshidi, antes de agregar que varios reos intentaron aprovecharse de la situación y llegaron a la planta baja de la prisión, donde fueron detenidos, según ha informado la agencia de noticias afgana Pajhwok.
El martes, el portavoz de los talibán, Zabihulá Mujahid, indicó que los reos escaparon del sexto bloque de la prisión y recalcó que los fugados se han unido a los talibán y se han reunido con sus familias. Los prófugos fueron identificados por los talibán como Samiulá, Dilawar, Wali Jan, Zia Ahmad Kandahari, Zia Ahmad Ghaznawi, Zabihulá, Saboor, Omar, Masud, Sadik y Masud Sani.
En 2011, alrededor de 500 presos talibán escaparon de una cárcel ubicada en la localidad de Kandahar (sur) a través de un túnel de 320 metros de largo cavado por insurgentes desde el exterior de la prisión en una operación que tardó cinco meses en completarse.