Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una discusión por una herencia familiar, posible detonante de la matanza de Cumbria

Las causas exactas que llevaron a Derrick Bird a causar una de las mayores matanzas que se recuerdan en Reino Unido todavía no se conocen. Aunque cada vez toma más fuerza la hipótesis de una disputa familiar por la herencia de su madre. El homicida, Derrick Bird, se enzarzó en una discusión con su hermano gemelo, David, a quien mató. También acabó con la vida del abogado de la familia.
Otras versiones apuntan, sin embargo, a que Bird se había peleado con otros taxistas a los que acusaba de haberle quitado trabajo. De hecho esta fue su tercera víctima.
Un amigo suyo declaró que la noche anterior a la masacre le dijo que no volvería a verle. Al día siguiente, el taxista salió de su domicilio en la localidad de Rowrahy y comenzó su serie de asesinatos. Recorrió varios pueblos próximos disparando contra todo aquel con el que se cruzaba.
Así, los agentes han confirmado que el presunto asesino mató a doce personas y dejo heridas graves a otras 25.
Tras los hechos, las fuerzas de seguridad hallaron el cadáver del hombre en un bosque del condado. Según se ha informado, el taxista se quitó la vida con la escopeta que llevaba después de haberse dado a la fuga con su automóvil. Tenía permiso de armas.
Según el jefe adjunto de la policía de Cumbria, Stuart Hyde, más de un centenar de agentes investigan lo ocurrido y tratan al mismo tiempo de ayudar a las familias afectadas.
Tal y como se ha informado la masacre de Cumbria es una de las peores registradas en los últimos años en todo Reino Unido. EPF/EBP