Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los disturbios en Hamburgo contra una marcha neonazi se saldan con 250 detenidos

Decenas de coches ardieron y durante horas el contingente policial, formado por 4.700 agentes, se vio desbordado ante el potencial de violencia de ambos bandos. La situación no estuvo totalmente bajo control hasta entrada la madrugada.
Los altercados empezaron hacia el mediodía, cuando grupos de violentos se escindieron de una manifestación pacífica de 10.000 personas en contra de la marcha del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD) y rompieron el cordón policial que custodiaba el desfile de neonazis.
Durante horas, los llamados "autónomos" -radicales de izquierda dispuestos a la violencia- dominaron la situación, incendiaron coches y levantaron barricadas. La policía empleó cañones de agua a presión y porras para contener tanto a los izquierdistas como a los neonazis.
En Nuremberg, otros 10.000 contramanifestantes salieron a la calle en protesta contra otra marcha del NPD que asimismo concentró a un millar de neonazis, pero sólo se produjeron algunos altercados aislados.
En Berlín, donde desde hace más de veinte años la jornada se salda con disturbios en el barrio de Kreuzberg, hubo asimismo algunos disturbios, según la policía menores, al presentarse en el distrito el jefe de la policía y ser atacado por los participantes de una manifestación del Primero de Mayo Revolucionario.
Los altercados en Hamburgo y Berlín empezaron la víspera, la llamada Noche de Walpurgis, con los primeros encontronazos entre autónomos y antidisturbios y algunas decenas de detenciones. EPF