Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de un soldado libanés ejecutado en 2014 asesina al sobrino de un clérigo del Frente al Nusra

El padre de uno de los soldados libaneses ejecutados en 2015 por yihadistas ha reconocido este martes estar detrás del asesinato de un sobrino de un clérigo islamista radical que se unió a las filas del grupo armado Frente al Nusra y al que acusa de su secuestro.
El cuerpo de Hussein Mohamed al Huyeiri, sobrino del clérigo Mustafá al Huyeiri, ha sido localizado durante la jornada en un cementerio de la ciudad de Baalbek (este), un día después de que se denunciara su secuestro.
El padre del soldado ejecutado Mohamed Hamieh ha confesado en declaraciones a la cadena de televisión local Al Yadid que es el responsable del asesinato, hablando de "acto de venganza".
"No descansaré hasta que tenga la cabeza de 'Abu Taqiye' --alias de Mustafá al Huyeiri--", ha dicho, recalcando que aceptará su castigo. "La sangre de mi hijo no será desperdiciada", ha remachado.
El secuestro de Al Huyeiri provocó un incremento de las tensiones en la zona, y el Ejército se desplegó en los alrededores de la ciudad para intentar controlar la situación.
Las autoridades de Líbano emitieron en octubre de 2014 una orden de arresto contra 'Abu Taqiye' por unirse al Frente al Nusra, rama de la organización terrorista Al Qaeda en Siria.
Hamieh fue ejecutado por este grupo en 2014 tras ser capturado durante un asalto contra la localidad de Arsal en agosto de 2014, en el que también participó el grupo yihadista Estado Islámico, que se saldó con la muerte de 19 soldados.
Los grupos extremistas secuestraron además a un total de 35 soldados y policías, de los que siete fueron liberados poco después, mientras que dos fueron ejecutados por el Estado Islámico. A finales de 2015, otros 19 fueron liberados, mientras que nueve siguen retenidos.
El Frente al Nusra publicó en septiembre de 2014 un vídeo con la ejecución de un disparo en la cabeza de Hamieh, agregando que era una respuesta a los "ataques de Hezbolá contra la comunidad suní", en referencia a la participación del partido-milicia chií libanés en el conflicto sirio.