Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ejército turco bombardea posiciones del PKK en el norte de Irak

Aviones del Ejército turco bombardearon hoy posiciones del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, informó el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía en su página web.
Según la cúpula castrense, el Ejército detectó la presencia de un grupo de militantes del PKK en la zona de Avashin-Basyan (norte de Irak), cerca de la frontera con Turquía, por lo que procedió a bombardearlos "de forma efectiva" con cazas de combate.
Esta operación llegaba tras la muerte de seis soldados hoy mismo, cuando el camión que los transportaba pisó una mina supuestamente colocada por el PKK.
El bombardeo de las posiciones de los rebeldes kurdos tenía lugar en una zona iraquí cercana a donde se produjo la explosión de la mina, la comarca turca de Çukurca, y coincide con un debate oficial sobre una solución política a la cuestión kurda.
El presidente turco, Abdullah Gül, pidió ayer un esfuerzo a todos los partidos políticos para resolver el conflicto kurdo ya que, "cuanto más tiempo pase, más difícil será de solucionar".
Gül se apresuró hoy a condenar la muerte de los seis soldados, acusó de "rastrera" la utilización de minas y exigió a todas las formaciones del Parlamento que condenen el terrorismo, una referencia al pro-kurdo Partido de la Sociedad Democrática (DTP), considerado por muchos como el brazo político del PKK.
La respuesta del presidente del DTP, Ahmet Türk, no se hizo esperar y, en un comunicado, lamentó la muerte de los soldados y pidió a aquellos que quieren una solución del conflicto que "quiten el dedo del gatillo".