Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comisión electoral cifra en 91% la participación de los miembros de las fuerzas de seguridad en las elecciones

La Alta Comisión Electoral Independiente de Irak (IHEC) ha anunciado este lunes que la tasa de participación de los miembros de las fuerzas de seguridad en las elecciones parlamentarias durante la jornada ha sido del 91 por ciento.
El director del Departamento Electoral del organismo, Muqdad al Shirifi, ha afirmado a través de un comunicado que la cifra ha sido más baja en la provincia de Anbar, sacudida por los enfrentamientos contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), según ha informado el portal de noticias Iraqi News.
Al menos 20 personas han muerto este lunes en varios atentados suicidas contra policías y soldados que estaban depositando su voto de forma anticipada en las elecciones generales que se celebran este miércoles en el país, según han informado las autoridades y testigos.
Milicianos suníes, muchos de ellos vestidos con uniforme militar y de la Policía, han atacado centros de voto en Bagdad y en el norte de Irak para intentar perturbar las cuartas elecciones desde la caída de Sadam Husein en 2003. A partir del martes por la noche está previsto un toque de queda.
Los atentados han tenido lugar en el marco de la peor oleada de violencia en el país desde 2008, lo que ha disparado las alarmas en torno a la capacidad de las fuerzas de seguridad para garantizar la seguridad durante las elecciones.
Este mismo lunes, el primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, ha asegurado que "en los próximos días se registrarán importantes avances en la lucha antiterrorista (contra el ISIS) y aquellos que respaldan a estos grupos".
El grupo, surgido tras la unificación de Al Qaeda en Irak y varias brigadas extremistas sirias, se hizo el 1 de enero con el control de las localidades iraquíes Faluya y Ramadi, y desde entonces las fuerzas de seguridad y algunas tribus suníes combaten para expulsarlo de las mismas.
Asimismo, ha abogado por la elección de un Gobierno "en base a su competencia, integridad y profesionalidad, cuyos miembros "respeten la unidad de Irak y rechacen el sectarismo", tal y como ha recogido la agencia iraquí de noticias NINA.
La Coalición del Estado de Derecho que encabeza el primer ministro es considerada como favorita en los comicios, si bien se espera que ningún bloque consiga hacerse con la mayoría de los 328 escaños del Parlamento.