Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los embajadores de la OTAN se reúnen este viernes con homólogo ucraniano para discutir crisis en el país

La Alianza calcula que más de mil soldados rusos combaten con separatistas en suelo ucraniano
Los embajadores de la OTAN se reunirán este viernes con su homólogo ucraniano a petición del Gobierno de Kiev para discutir la crisis en Ucrania, agravada por la participación de más de mil soldados rusos en suelo ucraniano.
"Los embajadores de la OTAN y Ucrania se reunirán el viernes a petición de Ucrania", ha confirmado una fuente de la Alianza Atlántica, que ha rechazado avanzar si la OTAN contempla aumentar el apoyo a Ucrania.
La OTAN calcula que hay más de mil soldados rusos "apoyando" y "combatiendo" del lado de los separatistas en el este de Ucrania, según ha confirmado este jueves una fuente militar de la Alianza de alto nivel, a pesar de que Moscú todavía no ha confirmado oficialmente la presencia de militares en esas zonas de conflicto.
La OTAN ha exigido de forma reiterada a Moscú que ponga fin al flujo de armas y combatientes a Ucrania a través de su frontera y retire sus miles de tropas desplegadas en la frontera cerca de Ucrania y más recientemente ha denunciado la creciente implicación militar rusa en el este del país, incluido el uso de artillería contra las fuerzas ucranianas desde su territorio y el suministro de armamento más sofisticado.
Sin embargo, los aliados han rechazado hasta ahora dar apoyo militar a Ucrania y se han limitado a comprometerse a reforzar la cooperación militar con el país y a ayudarles a modernizar sus fuerzas armadas, al tiempo que han congelado toda la cooperación con Moscú y reforzado los despliegues militares --navales, aéreos y terrestres--, en los países aliados del este de Europa, los más afectados por el impacto de la desestabilización en Ucrania.
"En las últimas dos semanas hemos notado una escalada significativa tanto en nivel como sofisticación de la interferencia militar rusa en Ucrania", ha denunciado el general de brigada holandés Nico Tak, que dirige el Centro de Gestión de Crisis y Operación del cuartel general militar de la OTAN.
NUEVAS IMÁGENES DE SATÉLITE DIFUNDIDAS POR LA OTAN
La OTAN ha difundido este jueves nuevas imágenes de satélite del 28 de agosto que muestran fuerzas de combate rusas implicadas en operaciones militares en suelo ucraniano, incluido unidades de artillería autopropulsadas que avanzan en un convoy a través del campo ucraniano y se preparan para la acción, estableciendo posiciones de tiro en la zona de Krasnodon, en Ucrania.
El general de Brigada holandés ha asegurado en un comunicado que estas imágenes demuestran lo que los aliados llevan observando desde hace semanas a partir de otras fuentes. "Las imágenes de satélites difundidas hoy ofrecen pruebas adicionales de que soldados de combate rusos, equipados con armamento pesado sofisticado, están operando dentro del territorio soberano de Ucrania", ha asegurado.
"También hemos detectado grandes cantidades de armas avanzadas, incluido sistemas de defensa aérea, artillería, tanques, blindados que están siendo transferidos a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania", ha apostillado. "La presencia de estas armas, junto con números sustanciales de tropas de combate rusas dentro de Ucrania, hacen que la situación sea crecientemente grave", ha precisado.
Otras de las imágenes difundidas muestran una actividad "sustancial" dentro de Rusia, pero en zonas adyacentes a la frontera con Ucrania y "en apoyo directo a las fuerzas que operan dentro de Ucrania", dentro de una estrategia muy coordinada para desestabilizar el este de Ucrania.
"Rusia está reforzando y reabasteciendo a las fuerzas separatistas en un intento descardo de cambiar la dinámica de los combates, actualmente favorables al Ejército ucraniano", ha denunciado el general de Brigada Tak, que ha considerado que "el objetivo último de Rusia es aliviar la presión en los combatientes separatistas a fin de prolongar este conflicto indefinidamente", algo que se supondría "una mayor tragedia para la población del este de Ucrania".