Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera contagiada de ébola en EEUU recibe una transfusión de sangre de un superviviente del virus

Phan se comunica con su familia a través de Skype y se encuentra bien de ánimo
Nina Pham, la enfermera estadounidense que ha contraído el ébola tras atender a un enfermo con este virus, ha recibido una transfusión de sangre del primer estadounidense que consiguió superar esta enfermedad, según ha revelado este lunes el párroco de la iglesia a la que acude la joven en Texas.
La enfermera se encuentra ingresada en el Hospital Presbiteriano de Dallas, el mismo en el que el liberiano Thomas Eric Duncan recibió tratamiento y falleció por ébola la semana pasada y donde se contagió Pham.
"Está bien", ha relatado el reverendo Jim Khoi, de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en East Fort Worth, a la que acude la familia de la enfermera, que ha hablado con la madre de la joven. Según Khoi, Pham ha recibido una transfusión de sangre de un superviviente de ébola, "un tipo muy bueno y devoto", cuyo nombre no reveló.
Sin embargo, según el diario local 'Dallas Morning News', se ha confirmado que se trata del doctor Kent Brantly, natural de Fort Worth y que fue precisamente el primer superviviente de ébola en Estados Unidos.
Al parecer, Brantly acudió el domingo al Hospital Presbiteriano para donar plasma a petición del centro. El hombre contrajo ébola mientras trabajaba en África Occidental atendiendo a pacientes con ébola para el grupo misionero Samaritan's Purse, cuyo portavoz ha confirmado la transfusión.
Esta es la tercera vez que Brantly ha donado sangre a un paciente de ébola. También donó para el cámara freelance de la cadena NBC News Ashoka Mukpo y para el médico cooperante Rick Sacra, quien fue dado de alta el Nebraska el pasado septiembre. Según el portavoz, también se ofreció para dar sangre a Thomas Eric Duncan, pero no era compatible.
Pham, de 26 años, se mantiene en contacto con su familia a través de Skype y del teléfono, ha explicado el reverendo Khoi, que ha dicho que "la madre está muy tranquila y deja todo en las manos de Dios". El religioso ha confiado en que la joven se recupere. "Pronto el ébola será algo que será tratado realmente bien, soy muy optimista", ha afirmado.