Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ex enfermero ofrecía consejos on line para suicidarse

William Melchert-Dinkel ofrecía instrucciones de suicidio por internet. Foto: APtelecinco.es
Un tribunal en Estados Unidos acusó a un ex enfermero expulsado de su trabajo en Minnesota de haber convencido a dos personas a través de Internet para que se suicidaran.
La fiscalía sostiene que William Melchert-Dinkel, de 47 años, se hizo pasar por una enfermera en un chat de internet sobre suicidios, y le ofreció a las personas instrucciones detalladas sobre cómo quitarse la vida. En algunos casos, el sujeto llegó a firmar 'pactos de suicidio' con alguna de las personas con las que interaccionó a través de la red.
La acusación lo relaciona con los suicidios de Mark Drybrough de Coventry, en el Reino Unido, quien se ahorcó en 2005, y de la canadiense Nadia Kajouji, quien se ahogó en 2008. La investigación consiguió dar con él a través de los e-mails que su personaje de incógnito se intercambiaba con las personas que a posteriori se quitarían la vida.
¿"Emoción de la persecución"?
Según la demanda en su contra, Melchert-Dinkel admitió que a través del chat alentó a varias personas a quitarse la vida, diciendo que lo hizo por lo que describió como algo tan extraño de entender como "la emoción de la persecución".
Los fiscales añaden que mientras se hacía pasar como enfermera, fingía sentir compasión por las personas que estaban contemplando el suidicio a través de chats dedicados al tema, para después pasar a dar consejos precisos sobre cómo hacerlo.
Dos de las que fueron de algún modo sus víctimas terminaron con su vida. Mark Drybrough del Reino Unido, se ahorcó en 2005, y Nadia Kajouji, de Canadá, se ahogó en un río en 2008. Pero de algún modo, la perversidad del personaje acabó por desgastar al propio actor. La demanda relata que Melchert-Dinkel le dijo a la policía que dejó de usar el chat suicida en internet después de las navidades de 2008, porque "se sintió terrible" por su papel como defensor del suicidio.
Algunos expertos en leyes afirman que podría ser difícil condenarlo, amparados en una ley que raramente se usa, porque él supuestamente sólo alentó a las víctimas a que ellas mismas cometieran suicidio, sin involucrarse directamente en el acto.