Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mes de enfrentamientos en Kobani deja al menos 662 muertos, 20 de ellos civiles

Al menos 662 personas han muerto, entre ellas 20 civiles, desde que el pasado 16 de septiembre Estado Islámico lanzara su ofensiva para hacerse con el control de la localidad kurda de Kobani, en el norte de Siria y muy cerca de la frontera con Turquía, según ha informado este jueves el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.
Según ha precisado, 17 civiles, entre ellos dos adolescentes, fueron ejecutados por milicianos de Estado Islámico, cuatro de ellos decapitados, mientras que otros tres civiles murieron en los bombardeos del grupo yihadista en la localidad que comenzaron el 27 de septiembre.
Por otra parte, 258 combatientes kurdos, principalmente de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), han muerto en los bombardeos y los combates contra los yihadistas para defender la ciudad. Entre ellos figura una comandante del YPG que se inmoló ante un grupo de milicianos de Estado Islámico, así como algunos decapitados, entre ellos tres mujeres.
Estado Islámico ha perdido a 374 milicianos en emboscadas, ataques contra sus vehículos y enfrentamientos contra los combatientes de YPG en Kobani y sus alrededores, incluidos cuatro que se inmolaron en la colina de Mashtana Nour, próxima a la localidad, y dentro de ella.
El balance recopilado por el Observatorio incluye también incluye a nueve combatientes rebeldes y de los batallones islámicos que han respaldado al YPG en la defensa de Kobani frente a Estado Islámico.
Desde el Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de informantes en Siria, han considerado que "el número real de muertes es el doble" de los que se han podido documentar, "debido al extremo secretismo sobre las bajas de ambos bandos, además de las dificultades de acceso a muchas áreas y localides, que han sido escenario de enfrentamientos y bombardeos de ambas partes".