Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condena unánime del Consejo de Seguridad al anuncio de Corea del Norte

Antes de responder a si el mundo debe temblar ante el anuncio de Pyongyang, hay que pensar en la obsesión de su líder Kim Jong en someter al universo a una alarma constante con cuatro pruebas nucleares desde 2006 y a su pueblo a una dictadura. Esto último lo logra con el propio anuncio y escenificando la propaganda con sus ciudadanos aplaudiendo autómatas el mensaje. "Perfecto éxito que eleva el poder nuclear al siguiente nivel" ha leído la entusiasta presentadora. Una bomba de hidrógeno detonada con éxito es la versión norcoreana. De ser cierto, el reflejo telúrico habría sido de 50 a 100 veces superior a las bombas nucleares caídas sobre Hiroshima y Nagashaki. El registro sísmico en la zona, 5.1, no refleja tal magnitud y tampoco hay un incremento de radiación en los puestos de control japoneses con lo que el escepticismo es una primera reacción aunque va  acompañada de la condena incluso de uno de sus pocos socios, China. Pero la preocupación ante la amenaza es evidente y fuerza a los servicios de inteligencia de medio mundo especialmente Japón, Estados Unidos y Corea del Sur a confirmar qué es exactamente lo que ha hecho el líder supremo de Corea del Norte.