Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El entierro de víctimas del ébola provoca enfrentamientos en Liberia

Vestidos con trajes blancos y máscaras que no permiten ver el rostro, los encargados de manipular los cuerpos de los muertos provocan más recelo que tranquilidad. Un residente en Monrovia, en Liberia, se opone firmemente a que una veintena de víctimas del ébola sean enterradas cerca de su hogar. En Liberia, Guinea y Sierra Leona el virus del ébola se ha cobrado ya la vida de más de 600 personas. Los sanitarios no luchan sólo contra el virus, también la falta de información está provocando que el miedo se extienda como una enfermedad más. Y ante el temor del contagio, surge la incomprensión. El periodo de mayor carga viral y por tanto cuando la enfermedad puede propagarse con mayor facilidad es precisamente en los cadáveres, por eso es de vital importancia enterrarlos, pero los vecinos prefieren morir, aseguran, antes de permitirlo.