Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fondos entregados por Riad a Razak tenían como finalidad ayudarle a ganar las elecciones en Malasia

Los 681 millones de dólares (unos 627,8 millones de euros) depositados por la familia real saudí en una cuenta del primer ministro de Malasia, Najib Razak, habrían tenido como objetivo ayudarle a ganar las últimas elecciones, según fuentes citadas por la cadena de televisión británica BBC.
El fiscal general de Malasia, Mohamed Apandi Alí, afirmó el martes que estos fondos fueron un donativo de la familia real saudí, descartando la existencia de un delito y remachando que las autoridades no continuarían investigando.
"Estoy satisfecho con el descubrimiento de que los fondos no eran una forma de corrupción o sobornos. No se han dado razones sobre por qué se hizo la donación, eso es algo entre él y la familia (real) saudí", dijo, agregando que Najib devolvió dicho dinero a la Corona del país árabe.
Las fuentes citadas por la cadena británica han detallado que los fondos fueron entregados en medio de las preocupaciones de Riad ante el posible aumento del respaldo a la organización islamista Hermanos Musulmanes.
Las donaciones fueron realizadas a través de numerosas transferencias entre finales de marzo de 2013 y principios de abril de 2013, poco antes de las elecciones celebradas en mayo, en las que la coalición de Razak logró la victoria, si bien con los peores resultados en los últimos 50 años.
En ese momento, una alianza opositora integraba al Partido Islámico Panmalasio (PAS), inspirada en Hermanos Musulmanes, si bien hay pocas pruebas de que el movimiento cuente con grandes apoyos en Malasia.
Las citadas fuentes han señalado que los pagos fueron autorizados por el fallecido rey Abdulá y han detallado que los fondos fueron obtenidos de su riqueza personal y de fondos estatales.
Asimismo, han asegurado que la familia real saudí recurre en ocasiones a este tipo de entregas de fondos, citando que ha sido el caso con Jordania, Marruecos, Egipto y Sudán.
LA INVESTIGACIÓN CONTRA RAZAK
Las sospechas en torno a los ingresos en dicha cuenta salieron a la luz durante una investigación al fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB).
1MDB, que tiene deudas de más de 11.000 millones de dólares, unos 9.900 millones de euros, está siendo investigado por las autoridades por su mala gestión financiera y por sospechas de corrupción. El consejo asesor de la empresa está dirigido por el propio Razak.
El año pasado, el diario estadounidense 'The Wall Street Journal' informó sobre la investigación en torno a 1MDB y las sospechas, a raíz de la publicación de unos documentos, de que 700 millones de dólares, unos 635 millones de euros, habían sido desviados a cuentas personales del primer ministro.
Razak ha negado que haya obtenido ganancias personales del fondo estatal, mientras que 1MDB ha criticado las acusaciones a las que ha tachado de "insustanciales".