Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes examinan una oferta "equilibrada" y con "bastantes posibilidades" de acuerdo sobre Reino Unido

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea examinan a estas horas una última propuesta de acuerdo para redefinir el estatus de Reino Unido en el bloque comunitario, que incluye "cambios menores" pero ofrece una solución "equilibrada", con "bastantes posibilidades" de acuerdo.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, han presentado un texto que consideran "muy justo y equilibrado", y que consideran que tiene en cuenta "todas las sensibilidades" de los Estados miembros, han informado fuentes europeas.
Tras dos jornadas de contactos bilaterales al más alto nivel y de negociaciones técnicas en Bruselas, los líderes europeos han retomado la sesión formal a 28 para analizar el contenido del documento.
"Esperamos que ésta sea la propuesta final", han confiado fuentes comunitarias, que insisten en que tiene "bastantes posibilidades" de recibir el visto bueno de los Estados miembros, por ofrecer "soluciones para todos".
Aunque no han trascendido los detalles del documento, a la espera de que sea "testado y verificado" por los jefes de Estado, se trata de una propuesta con "cambios menores" con respecto a borradores anteriores que Tusk sí hizo públicos.
Desde el inicio de las negociaciones, todos los borradores han incluido el llamado "freno de emergencia" que permitirá a Londres limitar el acceso de los inmigrantes europeos a determinados complementos salariales, durante sus primeros años de contrato en Reino Unido.
Este mecanismo sólo se activará bajo circunstancias "excepcionales" y tras el visto bueno del Consejo, aunque la Comisión Europea ha dicho que Reino Unido ya cumple con los requisitos excepcionales exigidos.
Las distintas propuestas que han pasado por la mesa de negociación también han incluido la idea de indexar al precio de la vida en los países de origen de los trabajadores las ayudas por hijo, si el menor por el que se percibe el apoyo no reside en Reino Unido.