Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis de cada diez escoceses quieren seguir siendo parte de Reino Unido

Escocia encara el año de su referéndum de independencia con las encuestas a favor de quienes abogan por la permanencia en Reino Unido, tal como ha quedado de manifiesto con un nuevo sondeo difundido este lunes y en el que seis de cada diez escoceses manifiestan su deseo de seguir en la Unión.
La encuesta, elaborada por la firma You Gov y publicada por la organización Better Together --partidaria de la unidad--, sitúa en el 61 por ciento la proporción de quienes votarían 'no' en la consulta del próximo 18 de septiembre, en la que se preguntará a los ciudadanos si quieren que Escocia se convierta en un país independiente.
La publicación a finales de noviembre del plan independentista por parte el ministro principal escocés, Alex Salmond, apenas ha variado por tanto los niveles de intención de voto. El 'sí' se sitúa en el 29 por ciento, según el estudio, elaborado a partir de 1.073 entrevistas y que cifra en el 9 por ciento los indecisos.
No obstante, no todos los escoceses que quieren seguir siendo parte de Reino Unido respaldan el actual sistema de reparto de competencias. Así, el 61 por ciento se divide entre un 29 por ciento contento con el actual escenario y el 32 por ciento que quiere una mayor descentralización por parte de Londres, informa 'The Daily Telegraph'.
Salmond utilizó su mensaje de Navidad para pedir a la ciudadanía que aproveche la histórica oportunidad que tendrá Escocia el próximo mes de septiembre, para no despertarse el día 19 pensando en "lo que podría haber sido" en caso de haber triunfado el 'sí'.
Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, instó en Año Nuevo a "trabajar juntos" y lanzó a Escocia un mensaje de parte de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. "Queremos que os quedéis y juntos podremos construir un Reino Unido todavía más fuerte para nuestros hijos y nietos", declaró.