Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El avance del escrutinio confirma la victoria del oficialista Sobianin en las elecciones de Moscú

El alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, ha revalidado su mandato en las elecciones que se han celebrado este domingo en la capital rusa al derrotar a Alexei Navalni que, no obstante, se ha erigido como principal líder opositor, según ha confirmado el avance del escrutinio.
De acuerdo con los resultados oficiales divulgados con el 98 por ciento de los votos contados, Sobianin ha conseguido el 51,15 por ciento de las papeletas, por lo que no será necesario celebrar una segunda vuelta, frente al 27,37 por ciento de Navalni.
En cuanto al resto de candidatos, el del Partido Comunista, Ivan Melnikov, ha obtenido el 10,73 por ciento de los votos; el del Partido Democrático, Sergei Mitrojin, el 3,54 por ciento; y el del Partido Liberal Demócrata, Mijail Degtyarev, el 2,87 por ciento.
Sobianin ya ha proclamado su victoria. "A juzgar por el porcentaje de votos escrutados, podemos decir con gran certeza que no habrá segunda vuelta", ha dicho este lunes, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias RIA Novosti.
El líder opositor, por su parte, ya había rechazado los datos preliminares advirtiendo de que no cedería "ni un solo voto" y había pedido al Kremlin y a la Alcaldía que llevaran las elecciones municipales a una segunda vuelta.
Los sondeos a pie de urna habían pronosticado una victoria de Sobianin, aunque también un 30 por ciento de los votos para Navalni, un apoyo sin precedentes en los últimos años para un político contrario al gobernante Rusia Unida.
LÍDER OPOSITOR
Navalni fue uno de los principales promotores de la oleada de manifestaciones que recorrieron Moscú por el supuesto fraude en las elecciones legislativas celebradas el 4 de diciembre de 2011 en el país euroasiático.
El pasado mes de julio, fue condenado a cinco años de cárcel por malversación de fondos, pero en un movimiento sorpresivo la Fiscalía solicitó su puesta en libertad hasta que se resuelva el recurso de apelación presentado por Navalni.
Además, las autoridades rusas han abierto otras tres investigaciones contra el líder opositor por supuestamente malversar fondos de un partido político, engañar a una empresa cosmética y conspirar para privatizar ilegalmente una destilería.
Navalni asegura que todos los cargos están políticamente motivados. Lo cierto es que se ha convertido en una de las figuras opositoras más importantes de Rusia, con una capacidad de convocatoria que incluso ha superado las expectativas del Kremlin.