Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos españolas entre los detenidos por los graves disturbios en Atenas

Dos españolas se encuentran detenidas desde el sábado por participar, presuntamente, en los disturbios contra la Policía en Atenas en el primer aniversario de la muerte de un adolescente a manos de las fuerzas de seguridad. Un portavoz de la policía de Atenas informó que las dos mujeres fueron detenidas en la localidad capitalina de Keratsini, al suroeste del centro de Atenas, y ya comparecieron ante un tribunal.
Una de ellas fue detenida junto con otras 20 personas en un lugar de encuentro de elementos radicales llamado "Resalto", en Keratsini, en el que la policía confiscó material para fabricar bombas incendiarias.
La segunda fue detenida en el ayuntamiento de Keratsini, que había sido ocupado por un centenar de radicales. Un representante del Grupo de Ayuda Legal, constituido para proporcionar asistencia legal a los detenidos en las manifestaciones, también confirmó también las detenciones.
En las últimas 48 horas se han producido graves enfrentamientos con la policía en Atenas y Salónica, y se han detenido a 250 personas, en el aniversario de la muerte del joven de 15 años Alexis Grigoropulos por disparos de los agentes.
La Embajada de España en Atenas no ha recibido ninguna petición de asistencia por parte de los ciudadanos españoles detenidos, afirmaron fuentes diplomáticas.
En los disturbios del sábado en Exarhia también fueron detenidos cinco italianos, cuatro griegos y tres albaneses, además de otras cien personas por enfrentarse con piedras, palos, y bombas incendiarias a la policía.
Las manifestaciones convocadas durante el fin de semana y para el lunes, en conmemoración de la muerte de Grigoropulos por parte de asociaciones estudiantiles, sindicatos y partidos políticos, han sido también aprovechadas por movimientos radicales griegos y extranjeros par protestar.
Las autoridades griegas han anunciado que con la ayuda de unos 10.000 agentes mostrará "tolerancia cero" ante actos violentos, como los que reinaron en las calles de las principales ciudades durante tres semanas del año pasado tras la muerte del adolescente.