Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre que dice ser estadounidense pide que ser "rescatado" tras ser detenido en Corea del Norte

Kim Dong Chul, un hombre que asegura haber sido naturalizado estadounidense, se encuentra detenido en Corea del Norte desde el pasado mes de octubre por espiar presuntamente para surcoreanos, según ha informado este lunes la CNN, que le ha entrevistado en Pyongyang en presencia de las autoridades norcoreanas.
"Le pido al gobierno de Estados Unidos o de Corea del Sur que me rescaten", ha reclamado Kim, que afirma que solía vivir en Fairfax, en el estado de Virginia, durante la entrevista realizada en un hotel de la capital mediante un traductor ofrecido por las propias autoridades, que también han mostrado el pasaporte estadounidense del detenido.
El hombre, de 62 años, ha relatado que se trasladó a Yanji, una ciudad china próxima a la frontera con Corea del Norte y que sirve de nodo empresarial entre los dos países, y desde allí iba cada día a Ranson, una zona económica especial del otro lado de la frontera, donde era presidente de una empresa de comercio internacional y servicios hoteleros.
Kim ha explicado que espiaba en nombre de "elementos conservadores surcoreanos". "Recibí el encargo de tomar fotos de secretos militares y de escenas 'escandalosas'", ha indicado, denunciando que fueron algunos surcoreanos los que le infundieron "un odio hacia Corea del Norte".
"Me pidieron que ayudara a destruir el sistema (norcorean) y a difundir propaganda contra el gobierno", ha añadido el detenido, que fue arrestado cuando estaba reunido con una fuente para recoger un USB y una cámara empleados para recabar información militar. La fuente, un exsoldado norcoreano de 35 años, también fue detenido.
Por el momento, el Gobierno estadounidense no ha confirmado que Kim sea ciudadano de este país. De confirmarse, sería el único estadounidense detenido por Corea del Norte, ya que en noviembre de 2014 Pyongyang liberó a Kenneth Bae y Matthew Miller.
Desde el Departamento de Estado se han limitado a señalar a la CNN que "hablar públicamente sobre supuestos casos específicos de estadounidenses detenidos puede complicar nuestros incansables esfuerzos para garantizar su libertad".