Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de los estadounidenses creen que el país es más seguro ahora que antes del 11-S y el 38% más inseguro

La mitad de los estadounidenses creen que el país es más seguro ahora que antes de los atentados del 11-S mientras que el 38 por ciento opina que Estados Unidos es más inseguro, un nivel récord, según el último sondeo publicado por la cadena Fox News coincidiendo con el duodécimo aniversario de la tragedia.
De acuerdo con esta encuesta, el 51 por ciento de los estadounidenses ven ahora el país más seguro que antes de los atentados, mientras que el 38 por ciento consideran que ahora es un lugar menos seguro, lo que supone cinco puntos más que en 2011, cuando se formuló por última vez esta pregunta. En 2004, cuando se planteó por primera vez, solo el 23 por ciento creían que Estados Unidos era menos seguro.
En cuanto a los ciudadanos que consideraban el país más seguro, la cifra ha ido en retroceso pasando del 58 por ciento en 2004 al 54 por ciento en 2011 y al 51 por ciento actual.
El incremento de los que piensan que el país es menos seguro que hace doce años es más acusado entre los republicanos. Así, el 38 por ciento de los consultados lo ven de este modo, frente al 60 por ciento que creían que Estados Unidos era un país más seguro en 2011.
Entre los independientes, apenas hay cambios, con un 47 por ciento que creen que el país es más seguro ahora, frente al 52 por ciento de hace dos años.
En el caso de los demócratas, se ha producido un fenómeno opuesto. El 64 por ciento de los consultados opinan que el país es más seguro, frente al 50 por ciento que lo veían de este modo en 2011.
Por último, el 48 por ciento de los estadounidenses aprueban la política antiterrorista de Obama, mientras que el 45 por ciento la rechazan, según este sondeo realizado sobre una muestra de 900 personas y que tiene un margen de error de tres puntos.