Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los estadounidenses suspende a Obama en su primer año de gestión

Los estadounidenses están divididos sobre la gestión de Barack Obama en su primer año en la Casa Blanca, dado que el 48% opina que ha sido un fracaso y el 47% que ha sido un éxito, según una encuesta del canal CNN.
No obstante, el mandatario de EEUU registra todavía una tasa de aprobación del 51%,aunque tres puntos porcentuales por debajo de la del mes pasado, según la última encuesta que Opinion Research ha elaborado para la CNN con motivo del primer aniversario de la presidencia de Obama.
Según el sondeo, el 48% e los estadounidenses desaprueba su gestión, lo que supone 4 puntos más que en diciembre. Según la muestra, efectuada por teléfono a 1.021 estadounidenses adultos entre el 8 y el 10 de enero y que tiene un margen de error de 3 puntos porcentuales, la economía sigue siendo el tema más importante para los estadounidenses.
El sistema de salud, con el 15% es el segundo tema más importante para los ciudadanos estadounidenses, seguido del déficit, con el 11 por ciento. El terrorismo ocupa el mismo lugar que el déficit, aunque sube 7 puntos porcentuales con respecto al mes pasado, algo que la CNN atribuye a la amplia cobertura dada por los medios de comunicación al frustrado atentado aéreo del pasado 25 de diciembre.
Para la cadena de televisión, el hecho de que los temas internos dominen el interés de los estadounidenses probablemente contribuya al descenso registrado en el nivel de aprobación general que recibe Obama.
Pero mientras que ciudadanos critican a Obama en ciertas áreas de gestión gubernamental, dos tercios siguen pensando que tiene la capacidad de liderazgo y las características personales que debe tener un presidente.
La aprobación del 51%es casi dos veces superior a la que ha obtenido el Congreso, puesto que apenas el 27% de los estadounidenses tiene una opinión favorable de los legisladores.