Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una estudiante aparece muerta en su residencia después de una noche de fiesta

Joventelecinco.es

La adolescente falleció después de una noche de fiesta en la que estuvo bebiendo grandes cantidades de alcohol junto a su compañera de habitación en la Universidad Miami de Ohio. Antes de este trágico suceso, 21 estudiantes de esta misma universidad tuvieron que ser ingresados por comas etílicos. Después de estos episodios, la universidad está tomando medidas como concienciar a los alumnos para que pidan ayuda si su compañero bebe muchas bebidas alcohólicas.

La joven, de 20 años de edad, fue encontrada muerta en su habitación en la residencia de la Universidad Miami en Ohio. La noche anterior, la estudiante salió de fiesta junto a sus compañeros de clase.
A la mañana siguiente, los amigos de la estudiante avisaron a los servicios de emergencia, pero éstos solo pudieron certificar su fallecimiento por “un consumo excesivo de alcohol”.
Semanas antes de que Erica fuera encontrada muerta, un total de 21 estudiantes tuvieron que recibir asistencia médica, y en algunos casos ingresados, por coma etílico. Según ha informado la policía, y ha recogido The Sun, la adolescente había consumido grandes cantidades de alcohol, en concreto champán y vodka. Erica y su compañera de habitación comenzaron a beber desde muy temprano, consumiendo dos botellas de champán entre las dos. Las amigas terminaron la noche de fiesta bebiéndose otra botella de vodka, provocando un resultado fatal.
El vicepresidente de estudiantes Jayne Brownell se ha pronunciado al respecto a este suceso: este es un número. Para nosotros está fuera de la normalidad”. La universidad está realizando campañas para que los estudiantes pidan ayuda en el caso de que sus compañeros ingieran grandes cantidades de alcohol.