Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una marcha estudiantil no autorizada por Santiago se salda con enfrentamientos y quema de autobuses

La marcha estudiantil que se ha celebrado este miércoles en el centro de Santiago, a pesar de no estar autorizada, se ha saldado con graves enfrentamientos entre los manifestantes y los carabineros y con la quema de tres autobuses públicos.
Miles de estudiantes universitarios y de secundaria se han concentrado el miércoles por la mañana en la plaza de Italia con la intención de marchar hasta la de Los Héroes, recorriendo el centro de la capital chilena, según informa el diario 'El Mercurio'.
A la altura del Parque de la Alameda, las Fuerzas Especiales de Carabineros han lanzado gases lacrimógenos y chorros de agua para dispersar a la multitud, dado que la manifestación no había sido autorizada por la Intendencia Metropolitana.
En respuesta, la mayoría de los manifestantes ha retrocedido y ha continuado la marcha en el Parque Bustamente. Sin embargo, un grupo de encapuchados ha incendiado tres autobuses públicos que circulaban por los alrededores.
Según un testigo consultado por 'El Mercurio', "unos 40 encapuchados han rodeado el (primer) vehículo, han roto los parabrisas, han sacado al conductor y lo han prendido fuego. Después, han atacado otros dos autobuses".
Además, los encapuchados han lanzado piedras contra la sede de la Asociación Chilena de Seguridad, la de Telefónica y contra un vehículo aparcado en la avenida del General Bustamante, provocando daños de importancia.
Por su parte, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Gabriel Boric, ha denunciado que Carabineros ha lanzado gases lacrimógenos contra la sede capitalina de la FECH. "El Gobierno responde a nuestras propuestas con represión", ha criticado.
El líder de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile (FEUC), Noam Titelman, ha considerado que, dado el resultado, "ha sido un error de la Intendencia Metropolitana no autorizar la marcha", recordando que "las manifestaciones más pacíficas han sido las que han contado con la venia de las autoridades".
Los estudiantes habían solicitado autorización para marchar desde la plaza de Italia hasta la de Los Héroes. La Intendencia Metropolitana la rechazó, pero les ofreció dos alternativas: marchar desde la plaza de Italia hasta la avenida de Grecia o concentrarse en el Parque O'Higgins, a lo que los manifestantes se opusieron.
CONDENA DEL GOBIERNO
En este contexto, el secretario general del Gobierno, Andrés Chadwick, ha condenado los disturbios y ha responsabilizado de los mismos a los estudiantes. "Los dirigentes estudiantiles que convocan estas marchas no autorizadas saben perfectamente los efectos que van a producir, saben que están llamado y abriendo las puertas al vandalismo y a la delincuencia", ha aseverado.
Además, ha anunciado que la intendenta de Santiago, Cecilia Pérez, anunciará en las próximas horas las acciones judiciales que se emprenderán contra los responsables de la violencia en la marcha estudiantil que, ha subrayado, "el Gobierno impulsará con todo el rigor de la ley".
"El Gobierno reitera su convicción de hacer respetar el principio de igualdad ante la ley y de hacer todos sus esfuerzos porque se respete el derecho de todos los chilenos a vivir en paz, a no tener la amenaza de un encapuchado que le destruye su propiedad", ha indicado.
Así, ha recordado que "nadie --ninguna persona ni ningún grupo de personas-- está por encima de la ley". "Hasta cuándo vamos a tener que tolerar que un grupo de dirigentes se sienta por encima de la ley y convoque marchas no autorizadas?", ha cuestionado.
Además, Chadwick se ha preguntado "qué tiene que ver esto con la educación", en alusión a las reivindicaciones del movimiento estudiantil, que exige al Gobierno que impulse un plan para lograr una educación pública gratuita y de calidad.
DENUNCIAS DE MONTAJE
Por su parte, los líderes estudiantiles han condenado los hechos de violencia acaecidos durante la marcha capitalina, al tiempo que han expresado sus dudas sobre la quema de autobuses públicos, apuntando a que podría tratarse de un montaje.
"Creo que la quema de micros (autobuses públicos) es un montaje. ¿Qué hace un micro vacío en medio de la calle justo mientras se tramita ley (del ministro de Interior, Rodrigo) Hinzpeter?", ha escrito el presidente de la FECH en Twitter.
En la misma línea se ha expresado la portavoz de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Eloísa González. "Yo apuntaría directamente a que esto es un montaje del Estado, porque no sabemos quiénes son los encapuchados y sabemos que hay infiltrados de Carabineros en las manifestaciones", ha dicho a CNN.