Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La ética del ladrón de cheques"

Tanto decoro hubo en el atraco que Gregory Smith se vino abajo en cuanto Angela Montez se puso a llorar. Conmovido por la reacción natural de su víctima, Gregory Smith le explicaba que odiaba hacer esto, pero que no tenía otra elección. Angela Montez, vio, entonces, el cielo abierto y se puso a hablar de Dios hasta que consiguió que el ladrón se arrodillase, incluso llegase a llorar y sacase una bala de la pistola como muestra de que no le iba a disparar. 
Finalmente, Gregory Smith le dijo que se metiese en los lavabos, tiempo que aprovechó para llevarse un teléfono móvil y veinte dólares. Al salir, la cámara de seguridad, que había registrado este "proyecto de atraco", grabó su rostro.
Las cadenas de televisión locales emitieron el video. Era muy curioso el modus operandi. Cuando le reconoció su madre lo entregó a la policía. Gregory Smith está acusado de robo. CGS