Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos se comprometen a no tomar medidas unilaterales sobre refugiados

campamento levantado en el paso de CalaisReuters

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se han comprometido a no tomar medidas unilaterales en materia de inmigración y gestión del creciente flujo de refugiados, al tiempo que han anunciado su voluntad de celebrar una cumbre "a principios de marzo" con Turquía, país con el que quieren estrechar la cooperación para contener el paso de migrantes.

"Las soluciones europeas no son sólo las decisiones tomadas en Bruselas, son también, y en primer lugar, las decisiones tomadas en las capitales. Debemos aceptarlas, pero también demostrar una mejor coordinación de estas decisiones", ha indicado el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, en una comparecencia sin preguntas al término de la primera jornada de cumbre de líderes de la UE.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por su parte, ha destacado el acuerdo "por unanimidad" de los líderes para que el planteamiento debe de ser europeo y que "las individualidades nacionales no son recomendables".
La cita de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea tiene por objetivo cerrar un acuerdo para redefinir las relaciones de Reino Unido con el resto de socios del bloque comunitario, pero las tensiones entre los Estados miembros por la gestión de la crisis de refugiados ha ocupado la mayor parte de la jornada.
POLÉMICA DECISIÓN DE AUSTRIA
La cena de los mandatarios ha durado unas seis horas en las que han discutido sobre la polémica decisión de Austria de limitar la entrada de refugiados a su territorio, algo que la propia Comisión ha advertido de que es "ilegal".
Pese a las presiones, Austria "no va a posponer" las medidas anunciadas, según ha adelantado la canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa, en la que ha considerado "urgente" buscar soluciones.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por su parte, ha defendido que Austria es "libre" de tomar las decisiones "que le parezcan oportunas y convenientes", a la vez que ha admitido, sobre las propuestas de Viena, que "a unos (Estados miembros) les gustaron más y a otros les gustaron menos".
En cualquier caso, Tusk y Juncker han insistido en que "no hay alternativa buena" a una respuesta europea. El presidente del Consejo ha lamentado las batallas "entre planes a, b y c", porque crean "divisiones" y "no tienen sentido", mientras que Juncker ha insistido en la idea de que cualquier planteamiento debe partir del seno de la UE
CUMBRE UE-TURQUÍA
Además, Juncker ha apuntado la necesidad de contar con la colaboración de Ankara para contener la llegada masiva de inmigrantes: "No hay alternativas a una buena, inteligente y sabia cooperación con Turquía".
El plan de acción de la Unión Europea con Turquía, que incluye una ayuda de 3.000 millones de euros a las autoridades turcas para atender a los refugiados en su territorio, a cambio de que estrechen el control de su frontera y frenen el paso de inmigrantes, es una "prioridad", ha añadido Tusk.
Por ello, los líderes han convenido celebrar una cumbre a Veintiocho con Turquía "a principios de marzo", en una fecha que está por determinar a la espera de conocer la disposición de Ankara.
Esta cita servirá para evaluar si las medidas acordadas van por el buen camino o se necesitan iniciativas "alternativas", según ha explicado la canciller Merkel.