Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres euros al día para salvar las islas Maldivas

Unos pocos euros más al día a cambio de la supervivencia. Amenazadas por el calentamiento global y el crecimiento de los mares, las islas de coral de las Maldivas, con riesgo de desaparecer, apelan a los bolsillos y la sensibilidad de los miles de turistas que acuden a sus costas.
El presidente Mohamed Nasheed anunció el lunes que está dispuesto a introducir un "impuesto verde" para los visitantes, que servirá para sufragar los gastos de la conservación de los ecosistemas, según explica Il Corriere della Sera.
Tres euros al día sería la contribución de cada turista, lo que supondría más de 6 millones de euros al año, teniendo en cuenta que las 1.192 islas acogen entre enero y diciembre alrededor de 700.000 turistas que se quedan unos tres días de promedio.
Si el Parlamento da luz verde a la propuesta del Gobierno, el dinero será invertido el gran plan ecológico lanzado hace unos meses por Nasheed. El presidente, recién elegido el pasado otoño, quiere poner en marcha sobre los atolones una "revolución verde".
Más de 150 aerogeneradores, medio kilómetro cuadrado de paneles solares en los tejados y una planta de energía innovadora que funcionará con cáscara de coco son algunos de los elementos del proyecto que aspira a que las Maldivas se conviertan en el primer país en el mundo con un impacto ecológico cero.
En este proyecto también están involucrados investigadores de la Universidad Bicocca de Milán. Nasheed ha puesto a disposición de los científicos un islote donde construir un centro de investigación y formación. Los estudiosos italianos se ocuparán de diseñar los paneles solares y desarrollar nuevas técnicas de trasplante de corales amenazados por el calentamiento de las aguas.
Según las cifras publicadas por la organización ecologista WWF, los océanos aumentarán más de un metro a finales de siglo. Las predicciones de Naciones Unidas hace dos años ya hablaban de una subida de 60 centímetros. Demasiado, en cualquier caso. "Las Maldivas están a cinco metros sobre el nivel del mar", explica el director científico de la WWF, Gianfranco Bologna. "Ignorar el riesgo de muerte es ahora imposible". Bologna apoya, entusiasmado, el "impuesto verde". Lo considera "una buena señal en opinión de la Conferencia de Copenhague, donde uno de los temas más polémicos será el de crear un fondo para los países en desarrollo que les ayude a mantener las nuevas políticas medioambientales". La cumbre de Copenhague, en diciembre, aspira a alcanzar un nuevo acuerdo sobre cambio climático después de Kyoto '97.