Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ex funcionaria asegura que el Gobierno conocía su actividad con la ex novia de Morales

Cristina Choque, ex directora de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia de Bolivia, ha asegurado que el Gobierno conocía su actividad con Gabriela Zapata, ex novia del presidente, Evo Morales, por lo que ha considerado que vive "una situación injusta".
Choque fue detenida el pasado 29 de febrero acusada de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias y de bienes del Estado por facilitar a Zapata los medios --contactos e incluso un vehículo-- para desarrollar su actividad profesional como única representante en Bolivia de la empresa china CAMC.
Zapata también está detenida por presuntas irregularidades en la adjudicación de los contratos estatales que logró a favor de la empresa china. Son hasta siete --tres por designación directa-- por valor de 500 millones de dólares.
"El Ministerio de la Presidencia tenía conocimiento de todas las actividades que hacía en la Unidad de Gestión Social", ha dicho Choque en una entrevista concedida al diario boliviano 'La Razón' desde la cárcel. "Nos dedicábamos a realizar labores de asistencia social, en mis oficinas no se firmaban contratos", ha sostenido.
Choque ha afirmado que su única relación con Zapata era como compañera de militancia en el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS). Se conocieron en 2005 en Cochabamba y su amistad fue creciendo con los años. "A eso se limitaba mi relación", ha subrayado.
Así, ha considerado que está en "una situación injusta". "La Justicia ha sido muy rápida en mi caso, en comparación con otros casos mucho más graves", ha denunciado, al tiempo que ha asegurado que enfrenta "con calma" el proceso judicial.