Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ex novia de Morales denuncia un "atentado" contra ella

Gabriela Zapata, ex novia del presidente boliviano, Evo Morales, ha denunciado este jueves que ha sufrido un "atentado" en la prisión donde está recluida por sus negocios con el Gobierno, que en respuesta le ha garantizado su "integridad física".
"Le han introducido una sustancia química en una bebida que la ha dejado casi en estado de inconsciencia. Y la gobernadora, en vez de trasladarla a un centro médico, la ha encerrado en una habitación separada", ha dicho su abogado, Eduardo León.
Zapata ha ratificado esta versión en una entrevista telefónica concedida a la agencia de noticias Fides. "Acostumbro a tomar mate todos los días y anoche me drogaron (...) Denuncié inmediatamente y una de las internas me amenazo y empezó a correr como para golpearme", ha contado.
La ex pareja de Morales ha hecho público este suceso un día después de que acusara al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de usarla como "chivo expiatorio" y de que le responsabilizara de su seguridad personal en la cárcel.
"El ministro de Gobierno públicamente garantiza la integridad física y los derechos de la ciudadana Gabriela Zapata", ha dicho a Radio Panamericana el titular de esta cartera, Carlos Romero. "Nos interesa que Gabriela Zapata diga la verdad", ha afirmado.
La prensa destapó que Morales había tenido una relación sentimental con Zapata, que, como única representante en Bolivia de la empresa china CAMC, había conseguido contratos estatales por hasta 500 millones de dólares, hechos por los que ahora está detenida.
En la vertiente personal, los medios revelaron que Morales y Zapata tuvieron un hijo que, según la versión inicial del presidente, falleció al poco de nacer. Sin embargo, la madre ha asegurado que está vivo y el mandatario, que afirmaba desconocer esta información, ha exigido una prueba de ello.