Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un excompañero de trabajo de Mateen asegura que se quejó varias veces de él porque era "peligroso"

Un excompañero de trabajo de Omar Mateen, identificado como el responsable de la matanza de la madrugada de este domingo en un club nocturno de ambiente gay en Orlando (Florida), ha asegurado que presentó quejas a su empresa sobre Mateen, porque era "peligroso".
Tal y como recoge el diario 'Los Angeles Times', Daniel Gilroy, que trabajó como agente de seguridad con Mateen durante un año, ha afirmado que el autor del tiroteo de Orlando, que ha al menos dejado 50 muertos y 53 heridos, insultaba a menudo a los afroamericanos, a los gais y a las mujeres.
"Me quejé muchas veces de que era peligroso, de que no le gustaban los negros, las mujeres, las lesbianas y los judíos", ha afirmado Gilroy, quien añade que había llegado a amenazar a estos colectivos delante de él.
Su excompañero asegura que en una ocasión cuando vio a un afroamericano conduciendo por delante de él, Mateen dijo en voz alta que deseaba poder matar a todos los negros, utilizando un término peyorativo para referirse a ellos.
"Ya conocen a los fanáticos", ha relatado Gilroy. "Pero él estaba más allá de eso. Estaba siempre enfadado, sudando, siempre enfadado con el mundo", ha añadido.
Ex agente en Fort Pierce, Gilroy ha descrito a Mateen --de quien asegura que siempre hablaba de su padre pero que nunca había mencionado sus raíces afganas-- como un hombre "desquiciado" e "inestable".
Gilroy afirma que dejó su trabajo de agente de seguridad después de que Mateen comenzara a acosarle, llegando a enviarle de 20 a 30 mensajes de texto al teléfono móvil cada día y más de una decena de mensajes de voz, y asegura que la compañía, G4S, nunca intervino. "Lo vi venir", ha añadido.
Poco antes, en un comunicado publicado por la compañía, el presidente de G4S, John Kenning, confirmó que Mateen había trabajado para él desde 2007, y que se había "sorprendido" tras conocer el ataque. G4S ha afirmado que responderá a las acusaciones de Gilroy.