Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exoficial galo aclara que la intervención francesa en Ruanda en 1994 fue inicialmente ofensiva

La Operación Turquesa encubría una avanzada militar hacia la capital
El exoficial del Ejército francés Guillaume Ancel ha aclarado que la participación de Francia en la 'Operación Turquesa', presuntamente de carácter humanitario en pleno genocidio en Ruanda, fue inicialmente una intervención ofensiva que tenía previsto llegar hasta la capital, Kigali.
En 1994, Ancel era oficial de la Fuerza de Acción Rápida y estaba integrado en el destacamento de la Legión Extranjera que intervino en Ruanda. Durante su estancia, Ancel fue testigo de cómo, según sus palabras, el Ejército tenía intención de bloquear el avance del Ejército Patriótico Ruandés, brazo armado del Frente Patriótico Ruandés (FPR) liderado por el actual presidente Paul Kagame, que en estos últimos días ha acusado a Francia de participar activamente en el genocidio.
A tal efecto y de nuevo según Ancel, Francia entregó armas a militares ruandeses que estaban refugiados en campamentos de República Democrática del Congo --entonces Zaire-- y pagó a algunos de estos soldados en dólares, ha explicado el exoficial a 'France Culture'.
"Yo fui con la orden de operaciones de preparar un ataque sobre Kigali, un ataque terrestre. Para asegurarse de que el asalto pudiera ir rápido, comenzamos con bombardeos aéreos contra todo aquello que pudiera frenar nuestra progresión", ha relatado.
Con el paso de los días, tras ver que la victoria del FPR era inevitable, la 'Operación Turquesa' acabó convirtiéndose en la misión humanitaria inicialmente aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. "Pero en las primeras semanas, la operación se desvió claramente del mandato de la ONU", ha asegurado el exoficial galo.
La 'Operación Turquesa' se convirtió finalmente en puramente humanitaria el 17 de julio de 1994, cuando el Gobierno interino de Ruanda abandonó definitivamente el país hacia RDC a través precisamente de la "zona Turquesa".
El por entonces ministro de Defensa francés, Alain Juppé, se ha negado a atender las peticiones del medio para replicar los comentarios de Ancel. Juppé no obstante colgó hace tres días un post en su blog personal en el que rechazó tajantemente las acusaciones similares vertidas por el presidente Kagame. "Es absolutamente falso que Francia ha ayudado de alguna manera a los autores de genocidio en la preparación de su plan", escribió el exministro conservador.