Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre más buscado de Europa sigue en paradero desconocido

La policía belga, a la caza de este hombre: el joven terrorista que viste un sombrero, huido tras los atentados de Bruselas. Aparece en la imagen captada en el aeropuerto de Zaventem antes del ataque.

Se cree que depositó un cargamento de explosivos y podría ser Najim Laachraoui, quien ya estaba en búsqueda y captura porque también se le vincula con la masacre de París del pasado 13 de noviembre. Su ADN fue encontrado en dos cinturónes de explosivos.

El fugitivo yihadista tiene 24 años y se crio en el barrio de Shaerbeck, en Bruselas. Es un viejo conocido de la policía, había viajado a Siria en 2013 para unirse a la yihad. Se cree que reclutaba jóvenes europeos para el Estado Islámico.

Se le buscaba desde el pasado diciembre, pero no con su verdadero nombre, se ocultaba bajo una identidad falsa: Soufiane Kayal.