Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Disturbios en Bruselas, una ciudad que sigue de luto

La gran marcha contra el miedo había sido desconvocada por seguridad, pero los ciudadanos plantan cara al terror, alrededor de mil personas, entre ellas rostros conocidos como el cantante francés Johnny Halliday, se concentraban frente al edificio de la Bolsa para rendir homenaje a las víctimas del 22-M. Una movilización pacífica interrumpida por más de 400 hinchas de fútbol de ultraderecha que toman las escaleras de la plaza.  

Vestidos de negro, muchos con el rostro cubierto, arrancan vallas y lanzan objetos a los agentes, que utilizan gases lacrimógenos y cañones de agua, para dispersarlos. Disturbios que acaban con una decena de detenidos y que vuelven a poner el foco sobre una ciudad que, casi una semana después, sigue de luto, intentando asimilar la masacre.