Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La expresidenta del TSJ vincula a Ramos Allup con un acto de desacato y dice que "podría ser detenido"

La expresidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Luisa Estella Morales ha dicho este viernes que el nuevo líder de la mayoría en la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Henry Ramos Allup, podría haber cometido desacato por tomar juramento a tres diputados que había sido impugnados por el alto tribunal y ha advertido de que puede ser detenido por ello.
Morales ha denunciado la "presencia espuria" de estos tres diputados cuya posesión del cargo fue suspendida. "No deberían estar ahí porque ya el Poder Judicial los sustrajo de la Asamblea cuando dijo: 'No se encarguen, no pueden ser juramentados en virtud de que debemos averiguar estas irregularidades que supuestamente ocurrieron en el proceso electoral'", ha explicado en una entrevista con la cadena estatal Venezolana de Televisión (VTV).
Morales ha dicho que la decisión de la mayoría opositora del Parlamento respecto a los tres legisladores de Amazonas que fueron impugnados por el 'chavismo' supone "un Estado de rebeldía" e insiste en que esto "tiene una sanción que puede llegar a ser corporal", tal y como publica el diario venezolano 'El Universal'.
"La responsabilidad la tiene en este caso la Presidencia de la AN, que es quien en este momento tiene en su cabeza la responsabilidad de los actos que se ejecuten en el Parlamento", ha agregado la expresidenta del TSJ, que explica que los diputados no podrían ser castigados por estos hechos, ya que la única manera de detener a un parlamentario es en caso de "delito flagrante".
En este contexto, Morales ha añadido que "podrían anularse las decisiones en las que participaron los tres diputados", aunque ha aclarado que por el momento "no han participado en ninguna decisión".