Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exvicepresidenta de Guatemala se enfrentará a un nuevo juicio por otro caso de fraude

La exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, ha sido procesada de nuevo --junto a otras catorce personas-- por fraude, asociación ilícita y tráfico de influencias. El juez Arnoldo Orellana le acusa de haber utilizado su poder político para otorgar la concesión de un contrato para la limpieza del Lago de Amatitlán.
Su hermano, Mario Alejandro, ejerció supuestamente de intermediario entre la empresa israelí M. Tarcic Engineering y el Estado, y fue quien coordinó "todas las acciones" para realizar "esta operación fraudulenta", según detalla el diario local 'Prensa Libre'.
Todos los detenidos están relacionados con un contrato de 137,8 millones de quetzales (unos 18 millones de dólares) destinados a la limpieza del lago, que resultó ser una "estafa para el Estado", ya que presuntamente adquirieron productos para sanear el lago que en realidad era agua mezclado con un alto porcentaje de sal.
La estafa, que salió a la luz tras la presentación de un informe entregado por el Ministerio de Salud a la Fiscalía de Medio Ambiente del Ministerio Público, ha llevado a la detención de una quincena de personas, entre las que también destaca el exdirector de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (Amsa), Edvin Soberanis.
El entonces presidente Otto Pérez Molina --encarcelado por corrupción-- defendió la fórmula y el contrato suscrito, y pidió que se hiciera una segunda prueba del líquido en Estados Unidos para evitar "la parcialidad" de los estudios.
El Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) han estado detrás de la investigación y ahora presentarán las pruebas en el juicio contra los detenidos.
Baldetti se encuentra en prisión desde el pasado mes de agosto, acusada de ser una de las cabecillas de la estructura criminal autodenominada como 'La Línea', relacionada con los sobornos en aduanas, caso por el que también está en prisión Pérez Molina.