Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los familiares de los británicos ejecutados por el Estado Islámico piden unidad a todas las religiones

Los familiares de David Haines y alan Henning, dos de los occidentales asesinados por milicianos del Estado Islámico, han hecho este viernes un llamamiento conjunto a todas las religiones para que realicen "un acto de unidad" en contra de la milicia suní.
David Haines y Alan Henning viajaron a Siria para realizar trabajos humanitarios, donde fueron secuestrados por el Estado Islámico. Meses después, los yihadistas publicaron su decapitación en venganza por los bombardeos realizados por la comunidad internacional contra sus posiciones en Irak y Siria.
El hermano de Haines y la mujer de Henning han publicado una carta conjunta en la que han instado a todas las religiones a que realicen un "acto único" que consiga unir a toda la población en contra de la milicia suní, según ha informado la cadena británica BBC.
En la misiva, Michael Haines y Barbara Henning han asegurado que sus seres queridos habían viajado a Oriente Próximo con el objetivo de "apoyo humanitario vital para los que más lo necesitaban".
"Su deseo de ayudar no estaba motivado por su religión, raza o ideas políticas sino por su humanidad", han afirmado. "David y Alan nunca se habían sentido más vivos que ayudando a aliviar el sufrimiento de otros", han subrayado.
"Dieron sus vidas por esta causa y estamos increíblemente orgullosos de ellos", han subrayado ambos, que han explicado que el objetivo de la carta conjunta es demostrar que "las acciones de unos pocos" no debilitarán "la unidad de la gente", sea cual sea su creencia.
"Juntos tenemos el poder de derrotar los actos más odiosos. Actos de unidad nos harán más fuertes y más débiles a aquellos que desean debilitarnos", han subrayado los familiares de los británicos ejecutados.
En este sentido, ambos han condenado a aquellos que, debido a estos actos por parte de Estado Islámico, han responsabilizado a los musulmanes o a la fe islámica de "las acciones de unos terroristas".
"Instamos a las iglesias, mezquitas y sinagogas a abrir sus puertas y dar la bienvenida a la gente de todas las religiones y a los de ninguna", han afirmado, en referencia a su idea de un "acto único" de repudia a las ejecuciones.