Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los franceses respaldan la decisión de Hollande y quieren a Valls candidato

La mayoría de los franceses respalda la decisión del presidente, François Hollande, de no optar a un segundo mandato en las elecciones del próximo abril y quieren que su actual primer ministro, Manuel Valls, sea el candidato socialista en dichos comicios, según un sondeo publicado este viernes por la cadena RMC y realizado por Harris Interactive.
El 82 por ciento de los consultados respaldan la decisión anunciada el jueves por Hollande de no presentarse a las primarias de la izquierda y optar así a un segundo mandato en el Elíseo, una primicia en la V República, ya que hasta ahora todos los anteriores presidentes intentaron encadenar dos mandatos.
Con su decisión, Hollande ha hecho que todos los ojos se depositen en su primer ministro, quien ha dejado entrever que podría ser candidato pero aún no se ha lanzado al ruedo.
Según el sondeo, el 24 por ciento de los consultados quieren que sea Valls el candidato que surja de las primarias socialistas, cinco puntos más que en el anterior sondeo del 21 de noviembre.
Por detrás de él quedan los exministros Arnaud Montebourg (14 por ciento) y Benoît Hamon (6 por ciento), quienes ya han presentado oficialmente su candidatura, después de que el plazo se abriera precisamente este jueves.
No obstante, y como indicativo de que la izquierda no atraviesa su mejor momento, el 47 por ciento de los sondeados no muestra ninguna preferencia por ninguno de los ocho candidatos oficiales y posibles en las primarias socialistas.
Entretanto, Valls sigue sin aclarar si será candidato. El primer ministro se encuentra este viernes en Nancy, donde por el momento no ha hecho declaraciones al respecto. De presentarse, todos los analistas coinciden en que debería dejar el puesto de primer ministro, lo que abriría un escenario de remodelación del gabinete a falta de cinco meses para las presidenciales.