Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando el fuego sale del hielo

Un volcán entró en erupción en el sur de Islandia durante la madrugada del domingo, obligando a unos quinientos vecinos a evacuar la zona y a desviar vuelos después de que las autoridades declararan el estado de emergencia. El glaciar Eyjafjallajokull, donde se encuentran los cráteres, llevaba inactivo desde 1921.
La intensa actividad volcánica comenzó poco antes de la medianoche, cuando el glaciar Eyjafjallajokull, el quinto más grande de la isla, empezó a soltar humo y lava desde varios cráteres a lo largo de una fisura que es un destino habitual para los excursionistas.
La policía declaró el estado de emergencia y envió equipos de rescate para evacuar a cerca de 500 personas que viven en una zona apenas poblada cerca del lugar de la erupción. Por suerte, no hubo heridos ni daños materiales. Tres centros de atención de la Cruz Roja se abrieron cerca de las aldeas para asistir a la población evacuada.
No hay peligro inmediato
"Las evacuaciones se realizaron tranquilamente", dijo el jefe de policía local Kjartan Thorkelsson, agregando que no había señales de que el volcán representara algún peligro inmediato para la población.
El volcán escupía lava y la columna de humo alcanzó el kilómetro de altura. A pesar de la espectacularidad del suceso, hay un bajo riesgo de inundaciones, a menos que la erupción aumente en alcance y derrita grandes cantidades de hielo del glaciar.
Inactivo desde 1921
Los vuelos internacionales fueron desviados de la isla y otros viajes fueron cancelados debido al riesgo de que las nubes de humo y ceniza interfierieran en el sistema de navegación de los aviones.
Científicos en Islandia estuvieron monitoreando el glaciar Eyjafjallajokull, inactivo desde 1921, buscando signos de actividad sísmica, pero señalaron que había pocas posibilidades de que el volcán erupcione el fin de semana.
JNP