Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego de Canadá amenaza las plantas petrolíferas

Cerca de 2.000 bomberos continúan intentando hacerse con el fuego que sigue imparable tras arrasar Fort McMurray, en Canadá. Después de 18 días, todavía hay dieciunueve focos activos y continúan las evacuaciones.

Las llamas están a punto de saltar de provincia porque las condiciones no están siendo favorables para poder controlar uno de los mayores incendios de los últimos tiempos.

A los 80.000 vecinos desalojados hace dos semanas, se suman ahora 8.000 trabajadores de varias plantas de crudo que están dejando de extraer un millón de barriles diarios por culpa del fuego.