Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de seguridad de Túnez matan a cuatro presuntos terroristas en el centro del país

El Ministerio del Interior de Túnez ha anunciado este lunes la muerte de cuatro presuntos terroristas en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en los alrededores de la localidad de Sbeitla, ubicada en la provincia de Kasserine (centro).
Según las informaciones recogidas por el diario local 'Business News', los enfrentamientos se han desencadenado en la tarde del lunes en la provincia, escenario de numerosos combates entre terroristas y las fuerzas de seguridad en los últimos años.
Por otra parte, el Ministerio del Interior ha anunciado que una célula terrorista integrada por cuatro personas ha sido desmantelada en la capital del país, Túnez, asegurando que todos ellos planeaban viajar a Siria a través de Libia para unirse a las filas del grupo yihadista Estado Islámico.
En su comunicado, ha agregado que la operación se ha saldado con la incautación de ordenadores y teléfonos móviles, tal y como ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.
El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, anunció el 21 de febrero la prórroga durante un mes del estado de emergencia, decretado el 24 de noviembre tras un atentado en la capital contra un autobús de la Guardia Presidencial.
El estado de emergencia da poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad, permitiendo, entre otras cosas, limitar el movimiento de la población o prohibir manifestaciones o huelgas susceptibles de derivar en desórdenes.
Pese a que está considerada como una medida excepcional, Túnez ha estado bajo el estado de emergencia durante tres años y medio desde el derrocamiento de Zine el Abidine ben Alí en enero de 2011.
Túnez sufrió varios atentados en 2015. Entre los más sangrientos figuran el del 18 de marzo contra el Museo del Bardo, que dejó más de una veintena de muertos, y el del 26 de junio contra un complejo turístico en la playa de Susa, que se saldó con casi 40 fallecidos.