Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo gobernador de Guerrero dice que su prioridad será encontrar a los 43 'normalistas' de Iguala

Ortega Martínez pide observar a los candidatos de las elecciones de 2015 para evitar gobernantes como los de Iguala
El nuevo gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, ha asegurado este domingo que la prioridad de su Ejecutivo será encontrar a los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) que desaparecieron hace hoy un mes en el municipio de Iguala.
"Mi principal prioridad es intensificar la búsqueda de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos", ha dicho Ortega Martínez al tomar posesión del cargo después de que el Congreso de Guerrero le haya elegido como gobernador interino.
Ortega Martínez ha anunciado la creación de un equipo de formado por "personas de absoluta credibilidad" para "indagar la verdad, para que se aplique Justicia, no podemos nosotros transitar con la frente en alto si no encontramos a los responsables materiales e intelectuales de ese genocidio".
Además, se ha mostrado dispuesto a liberar a los líderes de las manifestaciones 'normalistas', siempre y cuando las leyes lo permitan, asegurando que no criminalizará la protesta, pero incidiendo en la necesidad de que sea pacífica.
"Nada ni nadie puede estar por encima de la ley. Vigencia plena del principio de la división de poderes, legalidad y transparencia en la administración pública", ha dicho, en declaraciones recogidas por la prensa mexicana.
PROCESO ELECTORAL
Por otro lado, ha anunciado que hará cambios en el Gobierno de Guerrero con la intención de que esté formado por "hombres y mujeres dispuestos a trabajar con vocación de servicio".
Ortega Martínez también ha puesto una tarea a los legisladores guerrerenses, pidiéndoles que "observen con profundidad" las candidaturas para las elecciones regionales y locales que se celebrarán el próximo año.
El nuevo gobernador ha dicho directamente que el objetivo es que "nunca más se tengan gobernantes como los que se tuvo en Iguala", ligados al crimen organizado. "Es mejor prevenir que lamentar", ha sostenido.
"No podemos llegar a enero a una crisis de ingobernabilidad, en enero inicia el proceso de cambio de todos los municipios y el ejecutivo, tenemos que llegar en armonía", ha argumentado.
APOYO DE PEÑA NIETO
Para alcanzar todas estas metas, Ortega Martínez ha pedido la ayuda del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, porque "en estos momentos el estado de Guerrero necesita de todos los recursos institucionales".
"El Gobierno de la República trabajará con su administración para impulsar condiciones de seguridad y desarrollo para los guerrerenses", ha contestado Peña Nieto a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.
DIMISIÓN DE AGUIRRE
Los 45 diputados guerrerenses han decidido, por 39 votos a favor, seis en contra y cero abstenciones, que Ortega Martínez asuma las riendas del Gobierno estatal hasta las elecciones que se celebrarán el próximo año, según informa el diario mexicano 'Milenio'.
Aguirre se vio obligado a dimitir el pasado jueves debido a la creciente presión para que abandonara el Ejecutivo regional por la tardía y deficiente respuesta que ha dado a la desaparición de los 43 'normalistas' de Iguala.
Carlos Navarrete, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenece Aguirre, reveló que, tras hablar "con muchos 'perredistas'" y "pulsar las calles", le pidió personalmente a Aguirre que saliera del Gobierno de Guerrero.
"Le tuve que decir: 'Ángel, no es que se te acuse de ser el culpable, pero hay una sensación de que el Gobierno de Guerrero no hizo lo suficiente", dijo el viernes en una entrevista concedida a Radio Fórmula.
Además, aseguró que Aguirre no saldrá ni de Guerrero ni de México, revelando que así se lo ha garantizado personalmente, ante las sospechas de que el ya ex gobernador podría huir para eludir posibles responsabilidades penales por el caso Iguala.
Uriel Alonso Solís, del Comité Estudiantil de la Escuela Normal de Ayotzinapa, ha considerado que la renuncia de Aguirre es insuficiente y ha advertido de que "no vamos a estar satisfechos hasta que se haga Justicia sobre él, tras las rejas".
UN MES SIN NOTICIAS
Los 43 'normalistas' desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre en el marco de una protesta contra al reforma educativa del Gobierno mexicano que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.
La Procuraduría General de la República (PGR) ha confirmado que el Gobierno y la Policía de Iguala estaban confabulados con el 'mini-cártel' Guerreros Unidos para hacer desaparecer a estos 43 'normalistas', por lo que las autoridades mexicanas intentan identificarlos entre los restos hallados en fosas comunes.
La PGR ha emitido órdenes de captura contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su mujer, María de los Ángeles Pineda, que están en paradero desconocido. También acusa de este crimen al jefe de sicarios 'El Gil', así como al secretario de Seguridad Pública y al subjefe de la Policía municipal, Felipe Flores Velázquez y César Navas González.