Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Hong Kong defiende la actuación de la Policía en la represión de las protestas democráticas

El gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, ha sostenido este jueves que la Policía ha actuado de forma profesional en la represión de las protestas que desde hace meses sacuden la ex colonia británica en busca de más democracia.
"La Policía de Hong Kong está actuando de forma profesional y restringida en la gestión de las protestas de 'Occupy Central,', a pesar de la gran presión (a la que están sometidos los agentes)", ha dicho.
Leung ha afirmado que para el cuerpo de seguridad ha sido un gran desafío lidiar con lo que ha calificado como continuas actividades ilegales, en alusión a los cortes de calles en el centro financiero con marchas y barricadas.
"El impacto negativo de las protestas no puede seguir indefinidamente, así que la Policía tendrá que tomar las medidas necesarias conforma a la actual coyuntura", ha señalado, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Xinhua.
Interrogado en concreto por el caso de Ken Tsang Kin Chiu, del Partido Cívico, que recibió una brutal paliza de siete policías durante la manifestación del miércoles, ha insistido en que hay mecanismos para abordar estos casos.
Leung se ha mostrado en contra de politizar lo que ha considerado un incidente y ha reiterado que "Hong Kong necesita que la Policía mantenga el orden y la ley", instando a sus habitantes a cooperar con las autoridades.
CRÍTICA VIRAL
Ken se convirtió en una de las caras de las protestas democráticas hongkonesas el miércoles cuando la Policía intentó despejar una de las calles ocupadas por los manifestantes, dando lugar a violentos disturbios que se saldaron con 45 detenidos.
El suceso se dio a conocer gracias a un vídeo difundido por la cadena TVB que muestra a un grupo de agentes golpeando brutalmente a Ken, a pesar de que estaba esposado, y arrastrándolo después hasta un rincón oscuro.
Este vídeo se convirtió en viral a las pocas horas de su difusión, lo que ha provocado una ola de críticas internacionales por la represión de las protestas democráticas por parte de las autoridades hongkonesas.
En respuesta a estos hechos, la Policía ha cesado a los agentes que participaron en la paliza y ha abierto una investigación interna. Los manifestantes consideran que estas medidas son insuficientes y reclaman una depuración real del cuerpo de seguridad.
Desde hace meses los hongkoneses, sobre todo estudiantes e intelectuales, se manifiestan para exigir la retirada del filtro del Partido Comunista a los candidatos a gobernador de la ex colonia británica de cara a los comicios de 2017.