Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ultimátum a los manifestantes que ocupan el centro de Hong Kong

Manifestantes de Hong KongInformativos Telecinco / Agencias

El gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, ha advertido de que el acceso a las sedes de las instituciones públicas debe estar despejado para el próximo lunes, una clara amenaza para los miles de manifestantes que mantienen ocupado el centro de la ciudad para exigir reformas democráticas.

"En este momento, lo más urgente es que todas las entradas y salidas del gobierno de la Región Administrativa Especial (de Hong Kong) estén despejadas para el lunes para que los 3.000 funcionarios públicos puedan trabajar con normalidad y prestar servicios a los ciudadanos", ha afirmado Leung en un discurso televisado recogido por el periódico 'South China Morning Post' en su edición digital.
"Las calles de los distritos Central, Oriental y de Wan Chai dejarán de estar cortadas para que todas las escuelas puedan reanudar las clases el lunes", ha añadido.
Además, Leung se ha referido a los enfrentamientos entre activistas prodemocráticos y manifestantes afines a Pekín, de los que ha dicho que si prosiguen "muy probablemente se descontrolarán".
Durante la jornada del sábado, séptimo día consecutivo de protestas en el centro de Hong Kong, se han reproducido los enfrentamientos entre manifestantes rivales con el lanzamiento de botellas. Durante la tarde, grupos de contramanifestantes han intentado desmontar las tiendas de campaña y barricadas levantadas por el movimiento Occupy Central en la zona de Mong Kok.
Desde las organizaciones estudiantiles implicadas en las protestas prodemocráticas se acusa directamente a las autoridades de complicidad con las tríadas, la mafia china, a la que responsabilizan de los ataques sa manifestantes. Sin embargo, el secretario de Seguridad hongkonés, Lai Tung Kwok, ha negado este extremo.
Hasta 18 personas resultaron heridas en los disturbios del viernes, incluidos seis policías. Fueron detenidas 19 personas, algunas de ellas con antecedentes por relación con la mafia.
Miles de manifestantes se encuentran concentrados en el centro de Hong Kong convocados por organizaciones estudiantiles y el movimiento Occupy Central para exigir que en las elecciones a gobernador de 2017 puedan participar todos los candidatos que así lo deseen, sin el filtro previo del Comité Electoral que pretende imponer Pekín.