Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno iraní controla las comunicaciones telefónicas de los ciudadanos

Debido al veto a los medios, los móviles y las redes sociales se están convirtiendo en el auténtico testimonio de la situación en Irán. Foto:Reuterstelecinco.es
La censura, los filtros en la Red, los bloqueos a determinadas webs no son algo nuevo. Ahora, Irán ha extendido estos mecanismos de control a las comunicaciones telefónicas.
Este sistema puede monitorizar, controlar y "leer" las llamadas telefónicas, tanto de la red fija como de la móvil. Así, permite a las autoridades monitorizar llamadas, sms, mensajes instantáneos y tráfico web. Pero la compañía asegura que Irán sólo ha utilizad este sistema para controlar las comunicaciones telefónicas y no en Internet.
Irán Telecom es la empresa encargada de administrar y controlar las comunicaciones en el país. El pasado 13 de junio, el día después de las elecciones, las comunicaciones se bloquearon. Según afirma la BBC, algunos analistas creen que este bloqueo se debió a que el Gobierno estaba interceptando las comunicaciones, leyendo la información que se transmitía, y el tráfico se resintió.
Un portavoz de Nokia Siemens, consciente del uso que se ha dado al servicio, ha descrito el sistema como "una arquitectura estándar que los gobiernos del mundo utilizan para controles legales". "Los gobiernos occidentales, incluyendo Reino Unido, no permiten construir redes sin este tipo de funcionalidades", añade.
La polémica está servida de nuevo. ¿Qué parte de culpa tiene Nokia Siemens, y otras tantas empresas que ofrecerán este servicio, de los fines con los que se utiliza su herramienta? ¿Puede culparse a la tecnología de los resultados obtenidos por su uso malicioso? Si el refrán suele ser "el fin no justifica los medios", hoy en día hay que acuñar un nuevo dicho: "Los medios no son los culpables del fin para el que se utilizan".
Nokia Siemens Network - una 'joint venture' entre la empresa finlandesa y la alemana, ha confirmado a la BBC que vendieron un sistema llamado "Centro de Monitorización" a Irán Telecom en la segunda mitad de 2008.
Mismos medios, distintos fines