Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los guerrilleros indultados asumen "el reto" de "trabajar por la paz" en Colombia

Los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que han sido indultados este jueves por el Gobierno han asumido "el reto" de "trabajar por la paz", según han anunciado en un comunicado leído en una rueda de prensa celebrada en Bogotá.
"Asumimos el reto de trabajar por la reconciliación y la verdadera paz, ese es nuestro compromiso con el país porque nuestra razón de existencia es el bienestar de todo nuestro pueblo", han dicho los guerrilleros Carlos Antonio Ochoa y Sandra Patricia Isaza, que han representado al grupo.
Los rebeldes han valorado el indulto como "un gesto de voluntad importante" por parte del Gobierno que "ayuda al proceso de paz". "Nos da la seguridad de que sí es posible dar pasos trascendentales para iniciar la construcción de una nueva Colombia", han apuntado.
Además, han aprovechado para hacer una petición al presidente colombiano, Juan Manuel Santos: crear patios únicos para los guerrilleros de las FARC que deban cumplir pena de prisión conforme a la jurisdicción especial para la paz.
PRIMEROS INDULTOS
El Alto Comisionado para la Paz ha anunciado este jueves en un comunicado que "ya están en libertad 16 de las 30 personas que el Gobierno decidió indultar el pasado 22 de noviembre, con fundamento en sus facultades constitucionales y legales".
Los indultados son nueve hombres que estaban detenidos en La Picota y siete mujeres que estaban recluidas en El Buen Pastor, en Bogotá, todos ellos condenados por rebelión. "El indulto a estas personas no tuvo como fundamento su condición de salud, sino la naturaleza del delito por el que se encontraban en la cárcel", ha explicado el Alto Comisionado.
El único requisito que deben cumplir para permanecer en libertad es "no regresar a las filas de las FARC" para, "en esa medida, contribuir a la construcción de la paz". "Eso significa que no pueden reincidir en el delito de rebelión, que deben comenzar su proceso de reincorporación a la vida civil", ha aclarado.
Una vez liberados, recibirán la asistencia médica que requieran y después, cuatro de ellos viajarán a La Habana, con la autorización del Gobierno, para "recibir información del contenido de los acuerdos alcanzados como preparación para su trabajo de pedagogía y difusión de los acuerdos, en su condición de constructores y promotores de paz".
"El resto de indultados regresarán a sus ciudades y al seno de sus familias con el apoyo de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR)", ha dicho el Alto Comisionado, señalando que "la ACR ha creado un programa transitorio de reincorporación para que estos hombres y mujeres reciban todas las garantías necesarias".
"LA MÁS AMPLIA AMNISTÍA"
El Alto Comisionado ha destacado que se trata de "un primer gesto unilateral del Gobierno luego de evaluar el cumplimiento del cese unilateral (de las hostilidades) por parte de las FARC, la consecuente disminución de la violencia y los avances del proceso de paz".
"Un camino de mil millas se inicia con el primer paso. Nos falta el resto de los indultados y que se adelante la más amplia amnistía posible", ha dicho, por su parte, el negociador de paz de las FARC 'Ricardo Téllez' en su cuenta oficial de Twitter.