Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 18 muertos y 25 heridos en un ataque contra una patrulla de las fuerzas de seguridad en Bannu

Al menos 18 miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes han fallecido y 25 han resultado heridos este domingo en el estallido de un artefacto explosivo a control remoto al paso de una patrulla en una zona de acantonamiento próxima a la ciudad de Bannu, en la provincia de Jiber Pajtunjwa, situada en el norte de Pakistán.
Las víctimas del ataque, entre los que había soldados y agentes de los Cuerpos Fronterizos, formaban parte de un convoy que realizaban su recorrido rutinario de los domingos entre las localidades de Bannu y Miranshah, en la región de Waziristán del Norte, fronteriza con Afganistán y granero de la insurgencia talibán.
Las autoridades han acordonado la zona para tratar de capturar a los posibles autores del atentado, mientras prosiguen las tareas de búsqueda de supervivientes y de atención a los heridos entre los restos calcinados de la patrulla de seguridad, compuesta por entre 25 y 30 vehículos.
Algunas fuentes citadas por la cadena paquistaní Geo TV sugieren que el número de víctimas podría aumentan conforme avanzan las tareas de rescate. Los heridos están siendo trasladados al hospital central de Bannu.
El estruendo de la explosión se ha podido escuchar en toda la ciudad de Bannu ubicada a unos 150 kilómetros al suroeste de Peshawar.
CONDENA DEL PRESIDENTE
El presidente de Pakistán, Mamnun Husaín, ha condenado "enérgicamente" el atentado de Bannu y ha asegurado que estos "cobardes ataques" no lograrán debilitar la determinación de las autoridades en reforzar el orden y en continuar la lucha contra la insurgencia y el terrorismo, según ha informado la emisora estatal.
Husaín ha expresado su pesar a los familiares de las víctimas y ha pedido que se garantice la atención médica a los heridos en el ataque contra la patrulla.
Tras la designación de un nuevo líder, el mulá Fazlulá, los talibanes paquistaníes amenazaron el año pasado con redoblar su ofensiva contra las fuerzas de seguridad.
Bannu ha sido escenario de varios ataques por parte de la insurgencia. En el más grave de los últimos años, un total de 384 reos escaparon de la prisión central de la localidad en abril de 2012.