Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La hija que sufrió abusos de su padre durante 17 años, le perdona

La principal investigadora del caso, Adriana Meireles, señaló que su situación es tan preocupante que nunca se opuso a las violaciones por miedo a que les abandonara.

El secuestrador, maltratador y violador, Jose Agostinho Pereira, de 54 años, se enfrenta a una condena de hasta 30 años de prisión por encerrar a su hija y a los hijos de ambos en una choza de dos cuartos en una área aislada del noreste de Brasil.

Pero el caso no termina ahí. Se ha sabido que también abusó y dejó embarazada a otra de sus hijas hace 15 años, según ha informado la policía.

La mujer, identificada como María Sandra Monteiro, de 31 años, es la hermana mayor de Sandra María Monteiro, de 29.

María Sandra acudió el jueves a la comisaría policial de Pinheiro, municipio del estado de Maranhao (nordeste) para confirmar que había tenido un hijo de Pereira.

La mujer contó a la policía que después de varios años de abusos, y tras tener un hijo de su padre, decidió huir del islote donde estaban aislados del mundo, se casó y tuvo cinco hijos.

Los seis hijos-nietos (el menor lo dieron en adopción), cuatro niños y dos niñas, tenían edades comprendidas entre los dos y los doce años y vivían en condiciones de abandono, según las fotos tomadas por la policía, en las que se los ve desnudos y con señales de desnutrición.

Durante la declaración, Sandra María admitió que no era consciente de que el incesto constituyera un delito.

Los exámenes policiales confirmaron, además, que el detenido ya había abusado de las dos hijas-nietas que había tenido con Sandra María, dos niñas de siete y cinco años de edad.