Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En la cuna... hacen de todo menos dormir

Cansados de no saber por qué sus hijos se despertaban siempre con evidentes signos de sueño, decidieron colocar cámaras de vigilancia en la habitación. Tras visionar las grabaciones comprobaron por qué los pequeños Andrew y Ryan siempre estaban cansados…  y es que por la noche, en la cuna, hacían de todo menos dormir. 

En el vídeo, publicado por el padre en las redes sociales, se observa cómo los gemelos escapan de la cuna para pasar una noche de juerga y diversión. Apilan almohadas en el suelo, se sientan y saltan sobre ellas, se las lanzan e, incluso, tienen tiempo para hablaar en el sofá.