Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre viaja con explosivos en su maleta, sin saberlo

El pasado 2 de enero, la policía eslovaca colocó explosivos en dos maletas, seleccionadas al azar, para entregar los equipajes a la unidad canina para sus entrenamientos.
Al parecer todo estaba controlado, pero uno de los perros no consiguió localizar uno de los equipajes que portaba explosivos y la maleta subió a la bodega del avión en un despiste de uno de los agentes.
Tres días detenido
"Está claro que el policía tuvo un fallo fatal", afirma Tibor Mako, el jefe de la policía local fronteriza de Eslovaquia, aunque remarca que el peligro era mínimo, "no soy un experto en pirotecnia pero, en base a las explicaciones, esta cantidad de explosivos no rompería ni una puerta".
Pero lo errores no terminaron ahí. Al llegar a Dublín el pasajero fue detenido y la policía eslovaca no avisó a Irlanda del error hasta tres días después del vuelo. La víctima del error ha sido puesta en libertad sin cargos. BQM